Cow hug

vacalove.jpg

Anuncios

Are we human? El reportaje

Duckout! es una revista dedicada a la cultura urbana. Es exclusiva para tablets, totalmente interactiva y multimedia.

He tenido la suerte de colaborar con sus autores en la última edición. Aquí tenéis una aproximación al reportaje, aunque lo ideal es bajar la aplicación gratuíta en tu dispositivo y descargarla. Así podrás disfrutar plenamente de toda la publicación de septiembre y los anteriores números.

Aquí más información:

info@duckoutmagazine.com

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

R.M. Rilke – Leda

Als ihn der Gott in seiner Not betrat,
erschrak er fast, den Schwan so schön zu finden;
er lie? sich ganz verwirrt in ihm verschwinden.
Schon aber trug ihn sein Betrug zur Tat,

bevor er noch des unerprobten Seins
Gefühle prüfte. Und die Aufgetane
erkannte schon der Kommenden im Schwane
und wu?te schon: er bat um Eins,

das sie, verwirrt in ihrem Widerstand,
nicht mehr vergeben konnte. Er kam nieder
und halsend durch die immer schwächre Hand

lie? sich der Gott in die Geliebte los.
Dann erst empfand er glücklich sein Gefieder
und wurde wirklich Schwan in ihrem Scho?.

cabecero-cuadro-arte-erótico-susi-márquez

R.M. Rilke – Leda

Cuando el Dios requirió adoptar su cuerpo
casi lo intimidó sentir tan bello al cisne;
se dejó ir, extraviado del todo,
mas pronto su impostura lo hizo actuar,

antes de que pudiera ese desconocido
modo de ser ensayar. Ella, abierta,
reconoció a quien venía en el cisne
y supo de inmediato que él pedía

algo que ella, perdida en la lucha,
no supo defender. Él descendió
y, con su cuello, hizo a un lado la mano

debilitada. El Dios se extravió en ella,
sintiendo sólo entonces su plumaje
y fue de verdad cisne en su regazo.

El espectro

Como los ángeles, con ojo furtivo,
Yo volveré a tu alcoba
Y hasta ti me deslizaré sin ruido
Entre las sombras de la noche;

Y te daré, mi morena,
Besos fríos como la luna
Y caricias de serpiente
Alrededor de una fosa rampante.

Cuando llegue la mañana lívida,
Tú encontrarás mi lugar vacío,
En el que hasta en la noche hará frío.

Como otros para la ternura,
Sobre tu vida y sobre tu juventud,
Yo, yo quiero reinar por el terror.

El espectro
de Charles Baudelaire20170716_114340.jpg